58% DE LOS MEXICANOS CREE QUE LA CNTE SÓLO VE POR SUS INTERESES: GCE

CIUDAD DE MÉXICO.- Los profesores disidentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que se oponen a su aplicación y mantienen paros en varios estados, sólo defienden sus intereses dice 58.5 por ciento de los mexicanos, de acuerdo con una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE).

El 5 y 8 de agosto realizó 600 llamados telefónicos a hogares de todo México, donde encontró que para 22.6 por ciento de la sociedad los rebeldes de la disidencia de la CNTE “están luchando por mejorar la educación” y 10.7 por ciento piensa que hacen las dos cosas con sus paros y acciones para no dar clases. 6 por ciento no sabe qué hacen los maestros y el resto dijo que otra cosa o no respondió.

Los encuestadores recordaron a los ciudadanos que en febrero de 2013 se promulgó la Reforma Educativa y preguntaron en su opinión ¿la educación en México ha mejorado, ha empeorado o sigue igual?: La idea que todo sigue igual es compartida por 53 de cada cien mexicanos, en tanto que 19 sienten que la enseñanza ha mejorado y 25 piensan que en realidad ha empeorado.

Sobre el paro convocado por la CNTE y que el lunes 22 de agosto se aplicaba solo en algún estado y en ciertos enclaves de otros, 26.3 por ciento de la gente pensaba que se iba a cumplir, en tanto que 62.4 por ciento descartaba que se impidiera el regreso a clases.

Cuando Gabinete interrogó a la gente que temía el paro sobre ¿qué acciones cree usted que debe realizar el gobierno para que los estudiantes no se vean afectados? Son más quienes piensan que se deben atender o dialogar las demandas de la CNTE aunque son muchos quienes piden la aplicación de la ley.

El 18.9 por ciento de los ciudadanos dice que el gobierno debe atender las demandas de los profesores, en tanto que –sin decantarse por un resultado a favor de una u otra de las partes- 18.3 por ciento dice que el diálogo es la salida del conflicto.

El 11.3 por ciento opina que las autoridades deben aplicar mano dura con los maestros que se niegan a cumplir con su misión de educar, 10.7 por ciento señala que la salida es contratar nuevos docentes y 10.3 por ciento reclama la destitución de los paristas.

Del lado de los maestros disidentes está 9.6 por ciento de los mexicanos que quieren que se derogue la Reforma o cuando menos se modifique, en tanto que 6.9 por ciento se va por otra vía: ofrecer clases por televisión o internet. 6.4 por ciento no sabe qué camino tomar, 5.1 por ciento prefirió no revelarlo.

fuente http://tiempodigital.mx/

Leave a Comment