Aprueban en San Lázaro leyes educativas de la 4T

Aprueban en lo general y en lo particular el dictamen que expide la Ley General de Educación y abrogan la Ley General de la Infraestructura Física Educativa

*PAN, PRD, PRI y MC anunciaron que impugnarán en diversas instancias, incluida la Suprema Corte, las normas secundarias de la Reforma Educativa

Con 285 votos a favor de Morena y aliados de Encuentro Social (PES), Verde Ecologista de México (PVEM) y Partido del Trabajo (PT), la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el dictamen que expide la Ley General de Educación y abroga la Ley General de la Infraestructura Física Educativa, con el que desaparece el instituto encargado de dar mantenimiento a escuelas, momento en el que morenistas gritaron “ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó”.

Los grupos parlamentarios de PAN, PRD, PRI y Movimiento Ciudadano (MC) emitieron 185 sufragios en contra y anunciaron que impugnarán en diversas instancias, incluida la Suprema Corte, las normas secundarias de la Reforma Educativa.

Hasta el cierre de esta edición y luego de más de 10 horas de sesión, los legisladores debatían la Ley Reglamentaria del Artículo Tercero de la Constitución en materia de Mejora Continua para su votación en lo general y particular con más de 15 reservas, además sigue pendiente la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros; ambas se perfilaban para su aprobación con respaldo del bloque mayoritario.

Antes de avalar en lo particular la ley se presentaron 52 reservas; sin embargo, el pleno sólo aceptó la propuesta de modificación del petista Reginaldo Sandoval al artículo 5, para establecer que “toda persona gozará del derecho fundamental a la educación bajo el principio de la intangibilidad de la dignidad humana”. Previamente, la Ley General de Educación fue aprobada con 288 votos a favor y 129 en contra.

La nueva legislación establece que todos los habitantes del país deben cursar el nivel preescolar, primaria, secundaria y medio superior de manera obligatoria y señala que los padres deben participar en su proceso educativo, al revisar su progreso y desempeño “velando siempre por su bienestar”.

Además, garantiza el derecho a la educación, reconocido en el Artículo 3 de la Constitución Política y en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte.

En su posicionamiento, el diputado del PAN, Jorge Luis Preciado, enfatizó que el dictamen consta de mil 276 páginas, por lo que 99 por ciento de los diputados no lo ha leído en 24 horas y advirtió “no nos moveremos de la tribuna hasta que se revise el documento conforme al proceso que marca nuestra Ley Orgánica” y la oposición tomó la tribuna, lo que obligó a la presidenta de la Mesa Directiva, Laura Angélica Rojas, a decretar un receso.

“Con todo respeto, usted no puede violar la Ley Orgánica del Congreso. Sería muy grave. Todas, todas sus resoluciones deben estar subordinadas al voto del pleno, si usted desea hacer receso, este pleno lo tiene que decidir”, señaló desde su curul el presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Mario Delgado, quien previamente señaló que las descalificaciones de la oposición son porque el Ejecutivo cumple con la propuesta de “eliminar la llamada Reforma Educativa y ni una coma quedó”.

“El artículo 23, fracción b), le atribuye a la presidenta de la Mesa Directiva citar, abrir, prorrogar, suspender y levantar las sesiones y aplazar la celebración de las mismas, y también hay que recordar que el año pasado, lo hizo Porfirio Muñoz Ledo, como presidente de la Cámara”, respondió Rojas y mantuvo la decisión.

En el receso, la legisladora albiazul se reunió sólo con los coordinadores de oposición, quienes horas antes del inicio de la sesión circularon un oficio en el que exigieron a Rojas Hernández posponer la presentación de los dictámenes al acusar que éstos fueron aprobados “ilegalmente” en la Comisión de Educación.

En tanto, a nombre del PRD, la coordinadora Verónica Juárez leyó un documento en el que recriminó que “la comisión dictaminadora no otorgó el tiempo suficiente para hacer un estudio y análisis serio, así como para hacer observaciones, por lo que no se puede considerar que los análisis se encuentran suficientemente analizados y discutidos”.

Mientras que por el PRI, René Juárez, lamentó que se cumplan los caprichos de un grupo de docentes que sólo quiere dictar las normas en la materia.

Rojas Hernández propuso a los inconformes que permitieran que la sesión se llevara a cabo, para sostener un debate sobre el tema educativo para garantizar la institucionalidad del recinto legislativo de San Lázaro y emprender las acciones que decidieran en favor de sus exigencias.

Al respecto, los líderes de la oposición respaldaron la petición de la presidenta de la Cámara baja y al reanudarse la sesión los legisladores del PAN, PRD, PRI y MC regresaron a sus curules y varios de ellos regresaron a la tribuna hasta en decenas de ocasiones, para presentar las reservas a dicha legislación.

Durante el debate, el diputado Higinio del Toro (MC) acusó que además de la reforma buscan la desvergüenza de “poner en letras doradas en este muro las letras de la CNTE”, petición que hizo el docente de Valles Centrales, José Luis Patiño.

Al respecto, el petista Gerardo Fernández Noroña respondió que esa afirmación refleja “la insidia, la mentira, la falta de seriedad y la intriga con que se usa la tribuna”. (Agencias)

El Dato: El líder del PAN en San Lázaro, Juan Carlos Romero Hicks, reiteró que la aprobación de estos dictámenes es una violación, pues se entrega la rectoría de la educación a un pequeño grupo.
FUENTE STAFF

Leave a Comment