Aumenta 20% el precio del cemento

En los últimos días ha subido como la espuma el precio de la tonelada de cemento, entre otros insumos que se utilizan para la construcción.

En varios lugares la tonelada de cemento que hace un año se vendía a dos mil 200 pesos, ahora se está vendiendo de dos mil 600 a 3 mil pesos derivado del alza del dólar.

Propietarios de este tipo de negocios, dijeron que hasta ahora no se ha resentido ningún incremento en el acero, porque no han pedido que les surtan el material.

Especialmente en las piezas que se utilizan en la maquinaria pesada, la cual es de importación, sin embargo, cada tres o seis meses que hay incremento los proveedores entregan catálogos con nuevos precios.

El incremento se va a ver reflejado en unos casos y se resentirá después, en otros como el caso de los boletos de avión, el incremento fue notorio, dijeron fuentes consultadas.

Exigen liberar pagos y recursos

El sector del ramo de la construcción enfrenta una severa crisis económica por el alza del dólar, afirmó el dirigente de la Asociación Civil Coalición Obrera, Nacional de la Construcción (Concreto) Siglo XXI, Arturo Sánchez Contreras.

El cual abundó que en el ramo de la construcción «todo está muy jodido, no hay nada, como todos los demás sectores se encuentran en crisis».

Destacó que los primeros lugares como motor de desarrollo para el Estado de Oaxaca, lo ocupa primero el turismo y después la construcción, sin embargo, la crisis afecta de manera directa a todos, subrayó.

Asentó el líder moral de la asociación que aglutina a profesionistas y trabajadores de la construcción que «el 2016 es un año electoral y se van a pelear por todo y van a desviar los recursos para las campañas».

El también ingeniero, hizo un llamado al Gobierno del Estado de Oaxaca para que a través de la Secretaría de Finanzas liberen los pagos y se entreguen los recursos que están «atorados».

«Tenemos que mantenernos organizados para seguir ocupando mano de obra oaxaqueña con el fin de que los pocos recursos y la derrama económica se quede en la entidad y no se vaya para otras entidades», concluyó.

Decaen ventas demateriales

Doña Guadalupe comentó que muchos de los materiales empezaron a registrar alzas desde el mes de diciembre, motivo por el cual las ventas descendieron de manera drástica en diciembre, enero y lo que va de este febrero.

Reiteró que la economía ha bajado demasiado, atribuyendo al incremento en el precio del cemento, al alza del dólar.

La tonelada de varilla no ha incrementado su precio se vende todavía a 12 mil 500 pesos, «nosotros no tenemos ventas, porque muchos de los albañiles no están trabajando».

Albañiles sin trabajo

Don Enrique comentó que cuando el trabajo de albañil era redituable, el precio por metro de mampostería, pegar tabique, través, cadenas, castillos, era de 100 a 120 pesos el metro.

Con varios años de dedicarse al trabajo de la albañilería el hombre de unos 45 años de edad, expuso que actualmente el trabajo a destajo se ha desplomado, pagan en 60 y 70 pesos el metro.

Resignado el empleado de la construcción, expresó que además no hay trabajo, por lo que hay que buscar mucho.

«Muchos de nosotros tenemos que emigrar a otros estados, porque aquí, por el momento no es posible», agregó.

Otros más dijeron que la falta de obras afecta también a herreros, electricistas, pintores, plomeros, ya que la mayoría de ellos se desarrollan dentro de los trabajos de la construcción.

Se pierde poder adquisitivo

El salario se mantiene pero debido a alza de los precios, el poder adquisitivo disminuye y no alcanza, comentaron diversos maestros albañiles.

Un maestro albañil en tiempos normales, es decir antes de la crisis que atraviesa ,el país desde hace varios meses, ganaba entre dos mil y dos mil 800 pesos por semana, un chalán un promedio de mil 40 pesos.

Sin embargo, debido a la situación que se vive en la entidad, muchos maestros se han ido a trabajar de ayudantes, percibiendo la mitad del sueldo que ganaban en años anteriores.

Se quejan por falta de pago

Al no haber pagos del Gobierno del Estado, aunado a los ajustes de las refacciones que se cotizan en dólares, se afecta de manera directa a la industria de la construcción, coincidieron profesionistas y trabajadores de la construcción.

Entrevistados por separado varios de ellos, al final, dijeron que hay obra pública, pero no pagan, muchos han participado en trabajos, sin embargo, hasta el momento no les han liquidado, las obras se realizaron el año pasado a crédito y hasta el momento no les han pagado.

Reiteraron los entrevistados que varios constructores oaxaqueños solamente ejecutaron obras de mantenimiento «pequeños trabajos, pero nada de obra mayor».

Por último, criticaron a la Secretaría de Fianzas porque dijeron que no tiene capacidad para bajar los recursos afectando el sector de la construcción entre otros.

fuente imparcialoaxaca.mx

Leave a Comment