Costo de el oro blanco; por los suelos

*En febrero inicia la zafra de la sal; los cooperativistas han logrado juntar cerca de 3 mil 500 toneladas

SALINA CRUZ.- A pesar de la buena cosecha de sal que se extrae de los mantos de Salina del Marqués, el precio del mineral está devaluado y los coyotes son los que se llevan la mejor ganancia.

El mineral que se cosecha en este poblado, considerado de primera calidad, tiene como destino el consumo nacional en los estados de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Puebla.

Alexander Gallegos, presidente de la Cooperativa Costa del Marqués, dijo que diariamente un ejército de 300 trabajadores, entre hombres, mujeres y niños, que se forjan bajo los rayos del sol, extraen el producto de los mantos salineros, que posteriormente es acaparado por los coyotes.

Son trabajadores que inician una jornada desde las 6 a 9 de la mañana, y posteriormente de 4 a 8 de la noche, ante los efectos de las altas temperaturas.

Cada uno, recibe un salario promedio de 2 mil 500 pesos semanales.

Entre los trabajadores que entregan a este rudo oficio, destacan niños de 13 y 15 años, que ayudan a sus padres, por considerar este oficio como una herencia de familia.

No obstante, la falta de financiamiento, impide a los productores procesar el producto para comercializarlo en países del extranjero, y recibir un mejor pago.

Y es que, los socios se muestran indignados ante la burla que fueron objeto por funcionarios del Gobierno del Estado.

“Nos prometieron un financiamiento de 6 millones de pesos para apuntalar la cosecha, y con ello extender el mercado, pero no nos cumplieron”, confirmó un tanto indignado Alexander Gallegos.

Dijo que afortunadamente la cosecha pinta buena para este año, lo que mantiene optimista a los más de 300 productores, entre socios y libres.

Desde el inicio de la zafra de la sal, que inicia en el mes de febrero, los cooperativistas han logrado juntar cerca de 3 mil 500 toneladas.

Los salineros consideran que la sal natural, de primera calidad, es el “oro blanco” que les permite cosechar la madre naturaleza para sostener a las familias chontales.

“El año pasado estuvo muy raquítica la producción. Este año queremos acopiar lo más que podamos, siempre y cuando nos lo permitan las lluvias”.

De acuerdo con el representante de los cooperativistas, dijo que el mineral es usado en industrias o en la elaboración de quesos.

O bien, es utilizado como alimento de ganado en el sector agropecuario.

“Tenemos trabajando un aproximado de 300 gentes en el manto salinero. Para nosotros es una bendición de Dios porque de ahí sacamos el sustento diario para nuestras familias”, dijo.

Señaló que los dos primeros tanques de los mantos salineros, les permitió juntar 3 mil 500 toneladas “y creemos que vamos a sacar unas 2 mil 500 toneladas más hasta llegar a las 6 mil toneladas”, señaló.

De acuerdo a los pobladores, se informó que el proceso de cosecha de sal inicia con la entrada del agua de mar a los estanques de producción con tres grados de salinidad.

Posteriormente se evaporiza el agua a través del aire y las altas temperaturas, hasta llegar a los 24 grados de salinidad para cristalizarse.

“Es un proceso natural que nos dejaron los abuelos, y que día con día estamos perfeccionando para que nuestro producto de buena calidad llegue al mercado”.

FUERON ENGAÑADOS POR EL GOBIERNO ESTATAL

Indignados por la burla de la que fueron objeto por parte de funcionarios del Gobierno del Estado, Alexander Gallegos, indicó que los salineros se sienten defraudados por el gobernador Gabino Cué, quien les prometió financiamiento, pero no cumplió.

Explicó que en la Audiencia Pública número 39, que se llevó a cabo en el Palacio de Gobierno, fueron atendidos por el propio gobernador, quien los canalizó ante el responsable del Fondo Oaxaca, César Pablo Ortiz Marcial, y les prometieron 6 millones de pesos de financiamiento.

La promesa se anunció ante los diferentes medios de comunicación, pero es la hora que no llega el recurso.

“Se burlaron de nosotros”, expresó con un mal sabor de boca.

Y explicó que nunca le informaron el por qué no les liberaron el recurso, a pesar de que cumplieron en tiempo y forma con los documentos que les solicitaron.

Gallegos expresó que están a la mitad de la cosecha de la temporada, sin embargo, han tenido que recurrir a los coyotes para buscar un financiamiento, comprometiendo el precio de la sal a un bajo costo.

“Es una burla la que nos hicieron”, señaló al tiempo que afirmó que la industria salinera no se detiene, y los mantos se mantienen activos con una espesa capa del mineral blanca, que a lo lejos se observa como la nieve.

“Tenemos sal de calidad, y eso es lo que nos permite mantenernos en el mercado nacional”, insistió.

En tanto, unos seis compradores intermediarios o coyotes, diariamente acaparan el producto que es almacenado en la misma población, para posteriormente trasladarlo a otros estados.

fuente imparcialoaxaca.mx

Leave a Comment