Llama Arzobispo a apoyar la vocación sacerdotal

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, llamó a la feligresía a apoyar las vocaciones sacerdotales para que estas se incrementen y tengan una mayor cobertura en las comunidades.

Al encabezar la celebración eucarística en la XXVII Feria Anual del Seminario Pontificio de la Santa Cruz, reconoció que se necesita un esfuerzo mayor para entender el tema, “y en las comunidades me piden sacerdotes, pero no los tengo algunos están en formación pero se requieren más”.

Pidió a los padres de familia que apoyen a sus hijos cuando tengan el llamado de Dios para prepararse en el sacerdocio, “no deben tener miedo, tampoco les debe avergonzar esto”.

En este sentido, dijo que le han conmovido muchas cosas al ingresar al seminario oaxaqueño, sobre todo, el observar al pueblo humilde, sencillo, de gran corazón.

Agradeció a Dios el haberlo llamado para servir al pueblo, le conmueve ver que familias enteras lleguen no solo a divertirse en la feria, comer, con niños a quienes se les quedarán las imágenes en el corazón y la mente.

Después, en unos años, Dios llamará a estos niños para que sean seminaristas, que se preparen y sean los futuros sacerdotes, por ello llamó a los jóvenes a dejarse llevar por Dios, a abrir su corazón sin miedo, a responder a Dios, pues vale la pena ser sacerdote.

“Lo dice alguien que tiene 39 años de ser sacerdote, recibiendo el amor de Dios, del pueblo, las comunidades me piden sacerdotes, todavía ni conozco todos los pueblos y ya me piden sacerdotes, pero no puedo mandarlos porque no los tengo, por ello se requiere que más jóvenes ingresen al seminario”, destacó Vázquez Villalobos.

Indicó que deben sembrarse más vocaciones, “no les digan a sus hijos todo lo que quieras ser menos un cura, mi padre y mi madre nunca se avergonzaron de tener un hijo sacerdote, es una bendición inmerecida pero así bendice Dios”

Si en tu familia no hay un sacerdote se debe orar para que en la casa del vecino, del amigo se tenga uno, para que se tengan trabajadores en la viña del Señor, por eso realizan esta feria para tener recursos para apoyar a los seminaristas, pues muchos vienen de familias de escasos recursos, así como el propio Arzobispo surgió de una familia pobre.

Recordó que cuando ingresó al seminario su padre le dijo al sacerdote que no tenía recursos, pero si se hacían responsables de sus gastos lo enviaría, y así fue, también cada mes acudía a solicitar apoyo a una tienda que era atendida por una ancianita que le apoyaba.

Agradeció el apoyo que se brinda en esta feria, pero también pidió que se les apoye con oración, para que hombres y mujeres apoyen las vocaciones de sacerdotes y religiosas

“Este amor que la sociedad brinda al seminario es de reconocer, me siento amado a pesar de que apenas llegué, y esto solo se logra porque las personas aman a Dios, en su Arzobispo, sacerdotes, religiosas, matrimonios y cada una de sus vocaciones”, detalló.

fuente Ivan castellanos

Leave a Comment