Primer tienda de reos en Oaxaca

El Centro de Readaptación Social (Cereso) en Tuxtepec inauguró una tienda de artesanías, con productos elaborados por los reclusos en los diferentes talleres que cursan.

Dicho espacio es la primera en el estado de Oaxaca.
En coordinación con autoridades municipales, responsables del Cereso exhibieron el inmueble donde se venderán desde bolsas de mano, carteras, lámparas, hamacas, sillones, porta llaves y demás trabajos realizados en madera, hilo, plástico o tela, por quienes se encuentran recluidos y encuentran en esta actividad una oportunidad de obtener ingresos económicos.
Luego de realizar la gestión ante el presidente municipal, Fernando Bautista Dávila, este se dio a la tarea de habilitar un local ubicado a uno metros del centro de readaptacion, donde se exhiben las diferentes artesanías a diferentes precios.

Los artículos que están a la venta representan al menos a la mitad de los 271 reclusos, mismos que toman talleres de carpintería, elaboración de artesanía, trabajos en piel y plástico.
Los primeros en Oaxaca

Jaime Rito Gutiérrez, director del Centro de readaptación social manifestó que «la política del gobernador, Alejandro Murat, es dignificar los centros penitenciarios, darles herramientas, elementos, para que puedan a través de la capacitación y el trabajo, generar autoempleo».
«Esto es la prueba que a través de está área se será el puente directo para que los precios que se establezcan les lleguen de manera directa, la relación es directa entre industria penitenciarias y el privado de libertad».

Rito Gutiérrez, enfatizó el Cereso de Tuxtepec es el primero que tiene una tienda como esta a nivel estado, actualmente se cuenta con una en linea que se maneja directamente en la ciudad de Oaxaca.

La inauguración de este espacio representa caminos que van ganando, experiencias que ayudan a los privados de la libertad a que mantengan el contacto con el exterior.

Un apoyo para momentos difíciles

Herlinda Domínguez Vazquez, pastora que presta su servicio los domingos enfatizó que en cada uno de estos trabajos los reclusos dejan horas de dedicación y las esperanzas de apoyar a sus familias,

«Algunas artesanías se llevan días de trabajo, cada uno se desempeña con el objetivo de atender y apoyar para alguna necesidad familiar, ya que este es el único ingreso económico con el que cuentan».

En varias ocasiones han sido puente para vender estos trabajos con personas del municipio, de otros estados e incluso fuera del país.

La pastora afirmó que este trabajo es un verdadero apoyo para las familias, sobre todo cuando requieren para los estudios de los niños y atención médica.
FUENTE REDES SOCIALES

Leave a Comment