Talea de Castro, municipio que le cerró el paso a la Covid-19

Talea de Castro, cuyo nombre significa ‘Ladera con patio’, enclavado en la Sierra Norte de Oaxaca, es un municipio que hasta esta fecha se mantiene libre de Covid-19.

Su disciplina, unidad y trabajo coordinado ha permitido que, a casi diez meses de la emergencia sanitaria, ni un solo contagio tenga registro entre sus habitantes. La localidad sigue siendo un municipio de la esperanza; inicialmente se habían catalogado 213 lugares de la entidad y se redujeron a 48

 Talea de Castro es uno de ellos. En abril de 2010, cuando en Oaxaca se expandieron los contagios del nuevo virus SARS-CoV-2, las autoridades de este municipio decidieron cerrar sus accesos e instalar filtros sanitarios.

Con ello, mantuvieron vigilancia y controlaron el ingreso y salida de sus habitantes, pero sobre todo, de personas foráneas y de familiares de los habitantes, que ya no residen en el lugar, con el fin de evitar que utilizarán la comunidad como un refugio temporal.

Aunque las medidas causaron algunas inconformidades, dieron resultados, ya que hasta el momento siguen sin contagios, a pesar de que Oaxaca se mantiene en semáforo naranja, con riesgo alto.

La comunidad no ha relajado sus medidas, pues aunque paulatinamente ha reanudado actividades e ingresado a la nueva normalidad, mantiene activos los filtros sanitarios y las medidas preventivas permanecen estrictas en las oficinas instaladas en el municipio, como Telecom, Comisión Federal de Electricidad (CFE), entre otras.

El impacto y las enseñanzas que deja la pandemia

Edén Martínez Santibáñez, tesorero municipal, sostuvo que las medidas sanitarias impactaron directamente en la economía del municipio, pues las medidas redujeron la movilidad de personas y en consecuencia también el flujo de dinero en el comercio interno.

Por contraparte, la pandemia ha dejado una enseñanza fundamental, pues la comunidad fortaleció las actividades agrícolas.

“La gente volvió al campo a sembrar sus productos para consumo interno, lo que se estaba perdiendo”, señaló el edil.

Agregó que notaron que es muy importante la soberanía alimentaria, por lo que la gente se enfocó a la siembra de maíz, hortalizas y el café, que es uno de los motores de la comunidad.

Además, a través de las asambleas comunitarias se dio el fortalecimiento de la toma de decisiones y el respaldo de las autoridades para trabajar en torno a un tema desconocido para todos, pero con la posibilidad de arrebatar vidas y desintegrar familias.

Radio comunitaria, una vía esencial

A través de la radio comunitaria, a la comunidad se le sigue informando sobre las recomendaciones sanitarias para que no bajen la guardia.

La radio inicialmente sirvió para brindar información, e incluso el personal médico del municipio participó para hacer las recomendaciones sanitarias necesarias e informar qué es el virus SARS-CoV-2 y los síntomas que se presentan.

“Desde el correcto lavado de manos, hasta la importancia de portar cubrebocas y proteger a grupos vulnerables”, detalló Martínez Santibáñez.

Si bien en el mundo y en Oaxaca, no se ha frenado a la enfermad y se aprende a convivir, la nueva realidad para este municipio ha comenzado con todas las precauciones necesarias.

La Sierra es la zona con menos casos de Covid

De acuerdo con los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), de las 6 jurisdicciones sanitarias en las que se divide Oaxaca, la número 6 Sierra, es la que tiene el menor número de contagios de Coronavirus con 1140 casos acumulados y 94 defunciones.

Mientras que de los 570 municipios que conforman el territorio oaxaqueño, en más de 300 se encuentran en la lista donde se han expandido los contagios de Covid 19, por lo que poco más de 200 los municipios que continúan libres de la pandemia.

Oaxaca concentra el mayor número de localidades libres de contagios, aunque la cifra actual es cinco veces menor a la que se anunció a mediados de mayo. De los 213 municipios de la esperanza en Oaxaca, quedan solamente 48.

fuente staff

Leave a Comment