Una burla, aumento salarial de 2.94 pesos

El salario mínimo en México para 2016 será de 73.04 pesos, un aumento de 4.2% respecto a 2015.

Luego de una negociación entre el sector obrero, patronal y el gobierno, se determinó que el incremento fuera de 2.94 pesos, al tomar en cuenta las condiciones económicas para 2016.

Sin embargo, para el abogado Armando Figueroa Colmenares, este aumento «es una burla», dadas las condiciones económicas del país.

«Eso es inconstitucional y violatorio de los derechos humanos porque no se paga un salario mínimo vital para poder vivir, por culpa de los trabajadores que no exigen se cumpla el mandato y de las organizaciones que no defienden».

Lo lamentable, citó es que en los últimos 20 años se ha perdido el 70 por ciento del poder adquisitivo del dinero de los trabajadores, porque como mínimo debería ser el salario de 128 pesos.

Según la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), la recuperación del poder adquisitivo del salario mínimo real alcanzó el 4.39%, el más alto en las últimas siete administraciones federales.

Dicha determinación se tomó considerando que la inflación para 2016 será de alrededor de 2%, de acuerdo con información dada a conocer este viernes por el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Sobre el tema, Figueroa Colmenares expuso que lo que se debe hacer es recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores de tiempo completo que ganan el salario mínimo, de hasta el 50% de la inflación esperada.

Auguró que este incremento al salario está justificando los acostumbrados aumentos de fin de año en los productos y servicios o la inflación que se avecina del nuevo año.

Rechazó que con este 4.2 por ciento de aumento al salario mínimo, mejore su poder adquisitivo y que como mínimo necesitan ganar desde 120 pesos diarios para poder sobrevivir lo más humanamente posible.

El mínimo incremento al sueldo del trabajador de a pie equivale a menos de 3 pesos, cantidad violatoria a la Constitución que establece que un salario mínimo debe ser suficiente para satisfacer todas las necesidades de alimentación, vestuario, arrendamiento y educación, además de esparcimiento para una familia, lo cual para nada ocurre, cuestionó el abogado.

«Eso es inconstitucional y violatorio de los derechos humanos porque no se paga un salario mínimo vital para poder vivir, por culpa de los trabajadores que no exigen se cumpla el mandato y de las organizaciones que no defienden».

SE PIERDE PODER ADQUISITIVO

Lo lamentable, citó, es que en los últimos 20 años se ha perdido el 70 por ciento del poder adquisitivo del dinero de los trabajadores, porque como mínimo debería ser el salario de 128 pesos.

fuente noticiasnet.x

Una burla, aumento al mínimo de $2.94

Leave a Comment