Desmantelan red de prostitución en España y Francia

Con la detención de 50 personas en España y Francia, la policía española dio hoy por desmanteladas dos redes de prostitución chinas rivales que operaban en Madrid y que mantenían a 25 mujeres hacinadas, que han sido liberadas.

El director de la Policía Nacional española, Jose Ignacio Cosidó, informó hoy del desmantelamiento de las redes de prostitución que, según dijo, daban un trato «inhumano» a las mujeres, entre las que hay tres menores de edad, que obligaban a prostituirse y que mantenían hacinadas en habitaciones sin ventanas.

En la operación, 26 personas fueron detenidas en España, 25 de ellas chinas y una española, así como otras 25 que colaboraban con una de las redes en Francia, gracias a la ayuda de las autoridades francesas.

Las mujeres eran traídas desde China a España previo pago de 14.000 euros bajo la promesa de que iban a trabajar en peluquerías con un sueldo de 4.000 euros mensuales, pero una vez en Madrid vivían encerradas en pisos de unos 6 metros cuadrados en los que no había ventanas o éstas estaban clausuradas y eran obligadas a ejercer la prostitución 24 horas al día, según Cosidó.

El traslado de las mujeres se hacía bien directamente por avión a España o hasta países limítrofes con los del área Schengen, como Turquía, desde donde accedían a pie a Grecia. En ambos casos las redes les proporcionaban visados falsos.

Las víctimas, tres de ellas menores de entre 16 y 17 años, debían ejercer la prostitución al menos un año y abonar a la organización el 40 % de los beneficios.

Además, tenían que vestirse y comportarse tal y como les ordenaban, con la obligación de pagar multas muy elevadas si no lo hacían.

Los investigadores dan por desmantelado el entramado financiero de las organizaciones para canalizar sus beneficios, con el embargo de once propiedades valoradas en 3 millones de euros y la intervención de 41 cuentas corrientes.

En la operación, la policía llevó a cabo 16 registros en domicilios de Madrid y alrededores. En restaurante se han intervenido 35.000 euros y 15.000 yuanes (1.800 euros) , así como varias sustancias estupefacientes como cocaína hachís y «ice» o cristal, esta última droga muy consumida por la sociedad china.

En los registros, la Policía se incautó también de varias armas -una automática con munición, dos cortas simuladas y manipuladas para su uso con fuego real, cócteles molotov y machetes- y cuatro vehículos.

fuente eluniversal.com

Leave a Comment