DURMIENDO CON EL ENEMIGO

En los últimos 2 años, en Oaxaca se han integrado al menos unas 20 carpetas de investigación por abuso sexual en contra de menores de edad, donde los implicados han sido los propios padres y profesores de las víctimas, confirmó la Fiscalía General de Oaxaca (FGO).

La Fiscalía de Delitos Contra la Infancia y la Violencia de Género, reconoció que, en los casos de abuso sexual infantil, se reporta en gran medida dentro del hogar, donde se han identificado como responsables, desde los padrastros, los abuelos y los tíos de las víctimas.

Detalló que, el abuso sexual, lo mismo se comete contra niños que contra niñas, y muy pocas veces se sabe hasta que la propia víctima denuncia el hecho.

La Fiscal de Género en la Fiscalía General de Oaxaca (FGO), María del Carmen Chiñas Salinas, documentó que, tan sólo en el caso de padres o tutores, el número de carpetas entre 2018 y 2019, suman tan sólo 12 denuncias.

Mencionó que, de 160 carpetas de investigación por abuso sexual, el 60 por ciento de los procesos los implicados están presos, el resto bajo investigación y con órdenes de aprehensión.

En lo que respecta a profesores, dijo que hay 6 casos emblemáticos, donde se logró consignar a los responsables, entre ellos un profesor de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que abusaba de sus alumnos y alumnas.

El resto de las investigaciones se encuentra en fase de integración, recabando las pruebas, en muchos de los casos, para lograr la captura de los presuntos implicados; adelantó que en breve se podrán ordenar la captura de unos 10 implicados, “sólo estamos esperando que un juez nos libere la orden de aprehensión correspondiente”.

La Fiscal afirmó que, de acuerdo al Código Penal vigente, la penalidad por cometer el delito de abuso sexual agravado es de 25 años de prisión sin derecho a fianza.

Con respecto al caso del sacerdote que fue detenido por incurrir en abuso sexual de algunos jóvenes seminaristas, abundó que este clérigo se encuentra preso y está señalado por el delito de corrupción de menores y pederastia, donde podría alcanzar una sentencia de hasta 20 años de prisión sin derecho a fianza.

Con respecto a los casos de violencia infantil, abundó que se tienen integradas unas 60 averiguaciones previas, donde se ha logrado consignar a 40 implicados, entre ellos una mujer que golpeó a su menor hasta que lo dejó en estado de coma.

En las indagatorias por maltrato y abuso sexual infantil, también hay casos por la venta de menores, principalmente niñas indígenas, y colocó el caso de la triqui que pretendió ser vendida por sus padres, caso que sigue su proceso y en breve se solicitará a un juez que ordene la captura de los implicados, en este caso los propios padres que hicieron la venta y el comprador.

Por homicidio infantil, dijo que se han integrado 3 expedientes, entre ellos una mujer que asesinó a su bebé, inyectando thiner y aguarrás en las venas.

Mientras que en contra de sacerdotes acusados de pederastia hay 7 carpetas de investigación.

Hasta el momento, el único sentenciado es el sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, quien alcanzó una sentencia de 16 años de cárcel por abusar sexualmente de 100 infantes.

En espera de sentencia se encuentra el ex vicario general de la Diócesis de Oaxaca, Carlos Flores, luego de que un juez le dictara una orden de aprehensión por el delito de abusos sexual agravado.

El también sacerdote se encuentra internado en el penal de mediana seguridad de Miahuatlán, ya que el juez le negó el beneficio de la libertad caucional, al ser considerado un preso peligroso para la sociedad.

De acuerdo al expediente penal 274/2016, en poder del Juez Cuarto de lo Penal, un joven que laboró con el clérigo fue quien presentó la denuncia y las pruebas del presunto abuso sexual.

Precisa que los hechos tuvieron momento cuando el sacerdote abusó sexualmente de su víctima, luego de una reunión donde se departieron bebidas alcohólicas.

En tanto, otros 5 representantes de la iglesia se encuentran bajo investigación y 3 más tienen orden de aprehensión pendientes de ejecutar.

Mientras tanto, el Foro Oaxaqueño de la Niñez (FONI) exigió a la iglesia una disculpa pública por los casos de pederastia y exigió reparación del daño para 100 víctimas de abuso.
FUENTE STAFF

Leave a Comment