Hoy todos a tomar agua

Este día los templos católicos, instituciones públicas y privadas, así como algunas escuelas ofrecerán agua de distintos sabores a todos los capitalinos que se acerquen a pedir un vaso de los tradicionales sabores como horchata, chilacayota, jamaica, limón, piña y algunos otros exóticos sabores.

Sin embargo, la Iglesia católica ha hecho un llamado a no olvidar el verdadero significado de La Samaritana, quien dio de beber a Jesucrito.

“El pasaje bíblico de La Samaritana, que además es una de las tradiciones más representativas dentro de la Iglesia Católica, envía el mensaje que así como el hombre busca el agua material tiene que buscar también la amistad con Dios, la gracia del Señor y la relación humana, invitando a todos a una conversión de corazón y espíritu”, explicó el padre Víctor Hernández, del templo de La Merced.

“La Samaritana, significa una catequesis audiovisual festiva, que implica mucha alegría en el hombre cristiano. Dios busca al hombre para salvarlo, y si el hombre acepta la salvación entonces se convierte y cambia su forma de pensar, actuar y de desear”, indicó.

“El agua es considerada en la Biblia, como fuente de vida y fecundidad, sin ella la tierra no es más que un desierto en donde los hombres desfallecen de sed y carecen también de otros alimentos necesarios para la vida. El agua, igualmente es símbolo de las gracias y bendiciones de Dios”, señaló.

Un día, al final de una fiesta solemne gritó a la entrada del templo: “si alguno tiene sed, venga a mí y beba, el que crea en mí, como dice la Escritura, de su seno correrán ríos de agua viva (Jn. 7-37;)’, narró.

“Jesucristo es la fuente del agua viva, él vino al mundo para dar a los hombres la vida de Dios y con ella purificarlos y hacerlos dignos de la vida eterna; el agua viva que él nos da es el medio para unirnos a Dios, con esto apacigua la sed, eternidad que atormenta nuestra alas”, concluyó.

Leave a Comment