Impulsan Feria del Totopo para preservar maíz zapalote chico

Juchitán.- Mujeres istmeñas de origen zapoteca e ikotjs (huaves) que elaboran totopo, participaron en la sexta Feria del Totopo en Juchitán, con la finalidad de conservar el maíz nativo del Istmo.

Originarias de los municipios de Santa María Xadani, Asunción Ixtaltepec, Ciudad Ixtepec, San Pedro Comitancillo, San Mateo del Mar, San Blas Atempa y Juchitán manifestaron que esta feria es para mostrar la calidad que se logra al consumir el zapalote chico, contrario a harina de maíz.

Georgina Solórzano Cruz, originaria de San Pedro Comitancillo y tiene más de 25 años elaborando totopo, actualmente ha impulsado más de 20 variedades como son de coco, nuez, fresa, frijol, epazote, nopal entre otras, las cuales distribuye no sólo en el Istmo de Tehuantepec sino a nivel internacional.

“El totopo es un trabajo digno y como tal es laborioso, me levanto a las 5:00 de la mañana y comienzo a prender mi horno de comixtal, mientras preparo la masa, es un arte elaborar este tipo de alimentos porque tiene que ser a temperatura adecuada, actualmente exporto a California y Florida en los Estados Unidos, además de Tabasco, Campeche, Ciudad de México entre otros puntos”, expuso.

La artesana compra el maíz seco que se le conoce como mazorca y lo desgrana, esto para saber la calidad del maíz y que sea zapalote chico.

“El maíz zapalote chico le da firmeza al maíz, contrario al maíz grande o a la harina de maíz que pierde la textura, nosotros le apostamos al maíz nativo y no al transgénico, aquel que esta elaborado a base de químicos, eso no lo queremos”, recalcó.

Por su parte, Tomás Chiñas Santiago, quién ha sido el impulsor de esta Feria del Totopo en el Istmo de Tehuantepec puntualizó que es importante revalorizar la importancia de consumir alimentos indígenas elaborados con el maíz zapalote, conocido como el mejor del mundo y que se cultiva en tierra istmeña.

“Al totopo no se le debe mezclar con otras harinas o imitación de harinas, porque se pierde la consistencia y lo crujiente, los totopos duran más de dos años almacenados, mientras estén alejados del sol y del agua”, indicó.

Indicó que es necesario que el gobierno federal y estatal impulse la creación de políticas públicas para revivir el campo istmeño y deje a un lado al maíz transgénico, que lo único que causará es que los alimentos del hombre se mueran.

Esta Feria del Totopo es impulsada por la regiduría de Desarrollo Económico del ayuntamiento de Juchitán a cargo de Jesús Ruiz en donde también participaron el alcalde Saúl Vicente Vásquez y el senador Jorge Toledo Luis.

fuente imparcialaoaxaca.mx

Leave a Comment