Indígenas tzotziles acusan discriminación en Chiapas

Autoridades comunitarias del municipio de San Juan Chamula discriminan y pretenden excluir a mujeres indígenas embarazadas del derecho a la educación, mediante actitudes sexistas y vejatorias, denunciaron las agraviadas.

Un grupo de 67 mujeres adultas del poblado Nichnamtic de aquel municipio de los Altos de Chiapas, que concluyeron estudios de secundaria abierta a través del Instituto de Educación para Adultos (IEA), acusaron a sus autoridades de oponerse a que reciban sus certificados en ceremonia de graduación.

En la protesta dirigida al gobernador Manuel Velasco Coello y entregada a dependencias gubernamentales, las quejosas acusaron al presidente del patronato de agua potable, Domingo Gómez Díaz de insultarlas en asamblea con la expresión: «da vergüenza que mujeres embarazadas estudien, pues sólo sirven para la cocina y para trabajar en el campo».

El hecho ocurrió el pasado 26 de mayo durante una reunión con 400 lugareños, en donde las recién egresadas manifestaron su interés por realizar una ceremonia de graduación por concluir satisfactoriamente sus estudios.

Las tzotziles relataron que en la reunión estuvo Gómez Díaz, quien al escuchar el tema de la graduación «empezó a alborotar a toda la gente, junto con otras diez personas, al grado de tomar el micrófono y decir públicamente que daba vergüenza que mujeres embarazadas estudien».

En el documento, las agraviadas aseguraron que Gómez Díaz aseguró que «bajo ninguna circunstancia se llevará a cabo la ceremonia de graduación»; situación que «vulnera nuestro derecho elemental a tener acceso a la educación básica», acusaron.

Las egresadas indígenas demandaron a las autoridades educativas estatales del ramo garantías para el acceso educativo igualitario.

Debe de existir un trato igualitario hacia las mujeres, ya que aparte de ser madres trabajadoras y ocuparnos de nuestros hogares, decidimos estudiar por nuestro propia cuenta porque ya no queremos ser ignorantes y analfabetas, sino que deseamos de todo corazón poder brindar un futuro mejor a nuestros hijos para mejorar la calidad de vida», indicaron.

Criticaron que el presidente del patronato de agua potable de Nichnamtic- «preso en 2007 acusado de participar en la destrucción de un templo evangélico»- utilizara «la fuerza y alborotara a nuestros esposos y a la mayoría de los pobladores al manifestar que la educación no sirve para nada».

En la denuncia involucran al agente auxiliar Marcelo Hernández López y al ex presidente municipal chamula Manuel Gómez Castellanos, a quien vinculan como asesor del actual alcalde Sebastián Collazo Díaz.

fuente el universal

Leave a Comment