Juquila faro de la fe

SANTA CATARINA JUQUILA, Oax.- Su cuerpo tembloroso avanza lentamente de rodillas para ingresar al Santuario de Nuestra Señora Inmaculada de Juquila. Unas gafas oscuras cubren su rostro, pero estas no ocultan las lágrimas que caen sobre sus mejillas. De tenis, pantalón de mezclilla y un rebozo, la mujer accede al templo católico cargando con uno de sus brazos algo que al parecer ser el cuerpo de un bebé, pero que oculta discretamente. Con el otro brazo sostiene una vela. A su lado, la acompaña otra mujer, esta de mayor edad. Ambas van inmersas en quién sabe qué cavilaciones.

La joven mujer parece rezar entre dientes, está acongojada. Su rostro claro se ha tornado rojizo mientras continúa avanzando hacia el altar de la recién coronada Virgen de Juquila, sus gestos se han transformado. No parece observar a nadie más a su alrededor y su único objetivo es lograr que ella la escuche. En realidad, lo que sostiene en brazos no es un bebé, sino un muñeco. La mujer vino de rodillas hasta el altar para pedirle a la madre de los católicos que le conceda la bendición de tener un hijo.

Ayer, miles de católicos, en solitario o acompañados de sus familias, asistieron al Santuario de la Virgen de Juquila para participar en los festejos en su honor. Este lunes se registró el arribo de varias peregrinaciones que llegaron hasta este recinto para agradecer a la Inmaculada los milagros recibidos o, en su defecto, implorar su atención con súplicas y rezos.

La misa del mediodía en honor a la milagrosa abarrotó el templo católico, razón por la cual, otros grupos de peregrinos prefirieron visitarlo más tarde. Mientras en la celebración eucarística llegaron cientos de creyentes a escuchar la homilía, orar y bendecir imágenes, otros más acudieron cuando el templo estaba semi vacío, entre una misa y otra. Afuera, la fiesta continuó. Rondallas, chilenas y hasta corridos amenizaron el festejo en la explanada principal de la comunidad, mientras cientos de visitantes iban llegando.

DE RODILLAS ANTE LA VIRGEN

Su cuerpo minúsculo se doblega ante la imagen de la Inmaculada. A pesar de su edad, su ímpetu se manifiesta en la fuerza para avanzar sobre sus rodillas. Ataviada con una blusa bordaba con chaquiras, y un collar rojo, la mujer sigue hasta el altar. Se levanta y sacude su falta color rosa para elevar las oraciones que, en la lengua chatina, comunica a la virgen. Es doña Tranquilina Salinas y vino acompañada de su hija Serapia Silva y su nuera quienes vienen a agradecerle a la Virgen que ésta última lograra tener hijos, tras muchos años de haberlo intentado sin éxito. Pero también Serapia atribuye a la Inmaculada la dicha de que continúe con vida, pues, indica, hace varios años se halló al borde la muerte.

“Venimos de rodillas agradecer a la Virgen por los favores recibidos, a dar gracias por la familia, porque estamos unidos”, explica doña Tranquilina en chatino puro.

Ellos vienen con frecuencia al Santuario, pues la comunidad de donde son originarios se encuentra a tan solo media hora.

LA FIESTA DE JUQUILA

Cayó en lunes la celebración en su honor y por eso, miles de peregrinos aprovecharon para asistir al encuentro con la Madre de Jesús y quedarse todo el fin de semana previo. El rector del Santuario de Santa Catarina de Juquila, el sacerdote Jacinto López Montaño, estimó una asistencia de al menos 15 mil personas, sin embargo, a simple vista, ésta parecería ser menor en comparación de otros años.

A decir de los mismos peregrinos, y de los visitantes que llegan de comunidades cercanas, lo cierto es que antes no había tantas facilidades de transporte o vías de comunicación en buen estado que facilitaran las visitas frecuentes. Por este motivo, los visitantes se aglomeraban en fechas significativas, como el ocho de diciembre, en Navidad o Semana Santa. Hoy, la afluencia se mantiene e incluso se ha incrementado –aseguran comerciantes y hoteleros–, pero se ha dividido con el resto del año.

MUCHOS LLEGAN NO SÓLO A PEDIR, SINO A AGRADECER

No cabe ni un alfiler. Los feligreses han tenido que aguardar afuera del templo y escuchar la homilía a través de bocinas porque el espacio resultó pequeño para recibir las caravanas en bicicleta, a pie y en camionetas que llegaron de diferentes puntos. Recargada sobre una de las puertas laterales, doña Margarita escucha atenta la misa, en compañía de su hijo. Llegó este fin de semana con su esposo y un grupo de 50 paisanos de San Juan Teitipac. Este año, le concedió a su hijo el regalo de conocer a la Virgen, pues asegura, a ella es a quien le debe su procreación. La mujer de avanzada edad, ama de casa, tiene un pequeño de nueve años. Comenta que antes de tenerlo, acudió a El Pedimento para elaborar un monito de barro para personificar su deseo.

Es el mismo caso de la peregrinación de 80 personas que llegó este sábado a la Casa del Peregrino, provenientes de Huehuetán, Azoyú Guerrero. Ciro Noyola Cisneros desde hace 14 años realiza peregrinaciones al Santuario, siempre en las mismas fechas. Trae consigo carne de res asada, queso, carne enchilada de marrano y pescado para evitar lastimar más a sus bolsillos. Mientras toma un descanso, aprovecha para platicar con sus compañeros que están recostados en un petate.

Llegan miles; amplían peregrinaje a todo el año

En las últimas tres semanas, el Santuario de la Virgen de Juquila recibió a poco más de 300 peregrinaciones del interior de la República e incluso del extranjero, afirmó el confesor de este adoratorio Saturnino Hernández.

Dio a conocer que en las celebraciones eucarísticas registraron la llegada en promedio de cinco peregrinaciones al día, provenientes en su mayoría del Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Chiapas, Hidalgo y de algunos estados de los Estados Unidos, además de las que acuden del interior del estado.

Este lunes se llevaron a cabo al menos ocho misas en el contexto de esta festividad. Cada una de ellas con una asistencia de unas mil 500 personas.

Una madre que fortalece

“Siempre una mamá reúne, congrega, anima y fortalece. Ese es el papel de la Virgen María, ella nos lleva a Jesucristo y los devotos debemos tomar en serio el Evangelio parta buscar la paz entre las comunidades”, alegó.

Por lo que, ante el incremento de la inseguridad y violencia en el estado de Oaxaca, el sacerdote pidió a los feligreses asumir con mayor responsabilidad y coherencia la fe para que esto se vea reflejado en la paz y reconciliación de los oaxaqueños.

fuente noticiasnet.mx

flower-king.com.ua/
ils-3pl.com.ua
паркетная доска

Leave a Comment