O cambian forma de gobernar o habrá desastre: Botello

Al advertir que el 2016 se presenta como un año complejo por el contexto social y político en el cual se encuentra Oaxaca, el arzobispo de Antequera, José Luis Chávez Botello, consideró que también puede ser un parteaguas histórico si la sociedad, los partidos políticos y en particular, los políticos, deciden dar un cambio en la forma de gobernar.

En su tradicional conferencia de prensa que cada domingo ofrece en la Catedral Metropolitana, el mitrado alertó que de persistir de parte de los partidos políticos y los gobernantes la indiferencia, entonces en 2016 el deterioro social será mayúsculo, habrá mayor corrupción y despilfarro de recursos y, en algunos casos, abuso de poder e impunidad.

El prelado expuso que la situación actual del país y de Oaxaca es la oportunidad privilegiada para la reconciliación de los partidos y políticos con la sociedad y de la sociedad con la política y los buenos políticos.

“A todos nos urge la reconciliación con el bien común por ser la tarea principal de la política y de gobernantes; se están dando algunas señales buenas como en educación, pero necesitamos avanzar en ella e impulsar acciones contundentes contra la corrupción, la injusticia social y la pobreza; no debemos dar ni permitir se dé un paso atrás. La participación responsable de todos, en las elecciones, puede abrir más puertas”, meditó.

En este sentido, convocó a la sociedad en general a razonar bien su voto y dejar de estarlo vendiendo por una dádiva, pues de lo contrario las condiciones sociales en Oaxaca no cambiarán y lo que se necesita en la entidad es una reconciliación social.

Reflexionó que más que vender el voto por una despensa, por un apoyo económico o  por agradecimiento porque el candidato o la candidata le auxiliaron para conseguir un bien material o empleo, la población debe exigir resultados a quienes buscan un cargo de elección popular.

Chávez Botello señaló que la sociedad esperaría y aplaudiría que los partidos y candidatos hagan compromisos públicos que valgan la pena; centrarse en ofrecer soluciones realistas para atender las necesidades más importantes y apremiantes de la sociedad, con transparencia y rendición de cuentas; que firmen un pacto de no descalificar sino sumar y consolidar propuestas; que den prioridad a lo que Oaxaca requiere hoy, más que a intereses del partido o personales.

Destacó la importancia del perfil de candidatos con convicción de servicios y cercanos, decididos a trabajar por la unidad, la justicia, la educación con valores y con capacidad de dialogar para lograr consensos.

Manifestó que a los buenos políticos y gobernantes les gustaría y ayudaría contar con la participación activa y responsable de sus ciudadanos que, desde sus conocimientos, servicio y ambiente, apoyen los proyectos y obras que impulsan el bien común; que conozcan lo fundamental de la política, de sus derechos y deberes propios, de los gobernantes y demás servidores públicos.

Recalcó que “la indiferencia y pasividad de los ciudadanos propicia que estas responsabilidades se conviertan en negocio lucrativo para unos cuantos, en focos  y motor de injusticia, de corrupción, divisiones, conflictos y de violencia”.

fuente tiempoenlinea.com.mx

Leave a Comment