Oaxaca con siete árboles notables

Oaxaca cuenta con siete árboles notables, esto de acuerdo al único listado de ejemplares notables e históricos de todos los estados de la República, realizado en 1993 por el biólogo Fernando Vargas Márquez. A nivel nacional, se contabilizaron 15 arboledas con 567 árboles.

Quintana Roo y Tamaulipas son las entidades que más árboles notables tienen con un total de 153 y 152 respectivamente, mientras que el Estado de México posee 135 notables e históricos, Yucatán, Querétaro y Sonora sólo aparecen con un ejemplar notable.

Aunque nuestro Estado figura únicamente con siete árboles, posee el árbol más antiguo, no solamente a nivel nacional, sino internacional, el llamado Árbol del Tule, situado en el municipio de Santa María del Tule.

Declaratoria estatal

En 2008, José Luis Bustamante del Valle, entonces director general del Instituto Estatal de Ecología del Estado de Oaxaca, publica la declaratoria de “Árboles Notables en el Estado”, donde se enlistan 13 ejemplares.

El texto señala “que los árboles objetos de la presente declaratoria son ejemplares conocidos y valorados dentro de sus respectivas localidades, con un porte físico que los distingue del medio donde se desarrollan y que brindan servicios ambientales, sociales, paisajísticos y/o económicos”.

La lista la encabeza el Árbol del Tule, seguido de tres ahuehuetes que se localizan en la comunidad, después dos ejemplares de San Sebastián Tutla, cuatro ahuehuetes en San Pablo Guilá, tres más en Tlacolula y otro en San Francisco Lachigoló.

 

El más viejo

El Árbol del Tule es un ahuehuete con una antigüedad de más de dos mil años, localizado a un costado de la iglesia del municipio de Santa María El Tule, situado a 15 kilómetros de la capital.

El ejemplar tiene una altura de 41 metros, el diámetro de su copa mide 32 metros y la circunferencia de su tronco alcanza los 45 metros, por lo cual, para cubrirla deben rodearlo más de 30 personas.

Se estima que tiene un volumen de 800 metros cúbicos y su peso alcanzaría las 600 toneladas, por esto es considerado como el árbol más grande y antiguo del mundo, a la vez de milagroso, pues ha sobrevivido sin una atención adecuada y se alimenta únicamente de un manto acuífero cercano.

Por esto, el ecologista Jorge Cruz Alvarado, en múltiples ocasiones ha señalado que se requiere una poda y un tratamiento para sanar los hongos que atacan al árbol, situación que podría provocar su muerte.

Asimismo, expresa que la reja colocada alrededor del legendario ejemplar, debe ser retirada, ya que impide el desarrollo correcto de sus raíces, mismas que buscan espacio para desarrollarse.

Jorge Cruz indicó que las autoridades en lugar al intentar mejorar la situación del árbol, no permiten que se realice ninguna investigación ni tratamiento, aunque hace años el especialista realizó un saneamiento y poda, lo que permitió dar más vida al ahuehuete.

Mapa de árboles históricos

Fráncico Verástegui, ecologista e historiador, junto con Jorge Cruz, realizó un listado y mapa de los árboles históricos y notables de la Ciudad de Oaxaca, el cual consta de 20 ejemplares, 12 de ellos son parte de un recorrido turístico.

Este proyecto fue galardonado con el premio Planeta, premio internacional que se otorga a temas ambientales, además de un reconocimiento por parte de la Universidad de Harvard.

“Este puede ser un atractivo más para el turismo, que sirve para dar a conocer la historia de la ciudad, los hombres ilustres que han pasado por aquí, a la par de generar derrama económica, porque los visitantes caminan y compran en los comercios”, indicó Francisco Verástegui.

Los ejemplares enlistados son el ahuehuete sembrado por Moctezuma, un higo del General Gregorio Chávez, ambos en la ex estación del ferrocarril; así como el higo y fresno sembrado por José María Morelos, una copa de oro, los laureles del General Chávez y un cedro de Horacio Tenorio, ubicados en el Paseo Juárez “El Llano”.

Un higo más sembrado en la Calzada de la República por el General Guadalupe Victoria, laureles del General Antonio de León en la Alameda, así como los laureles del General Félix Díaz y el huaje de José Márquez, ambos en el Zócalo capitalino.

En Monte Albán, el laurel de la india sembrado por el General Lázaro Cárdenas, así como los coquitos que colocaron los jesuitas en Jalatlaco, aproximadamente en 1665.

Dentro de los árboles notables e históricos, también se encuentran los flamboyanes colocados por el ex gobernador Fernando Gómez Sandoval y Jaime Ortiz Lajouse, el pochote y el ficus de Francisco Toledo, los cuales ya se perdieron, los primeros talados por autoridades municipales a mediados del año pasado, con el argumento que los ejemplares estaban destruyendo la jardinera.

Y el ficus de Toledo, ubicado en la calle de Constitución, fue cortado el 22 de mayo por Protección Civil Municipal, ya que se encontraba seca y representaba un riesgo ante los vientos fuertes por la temporada de lluvia.

fuente imparcialenlinea.com

2 Comments

  1. Daniel dice:

    En la Asociación Mexicana de Arboricultura, a raíz de su reciente Foro en Oaxaca, se tiene todo un planteamiento descriptivo e interpretativo del estado actual del Árbol del Tule, así como una propuesta de los trabajos más adecuados a realizar, conforme a los estándares modernos de la Arboricultura.

Leave a Comment