Piden padres y maestros no ceder a caprichos de la S-22

Dirigentes de la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y padres de familia, demandaron al gobernador Gabino Cué Monteagudo no ceder a los caprichos de la Sección 22 y evitar la recuperación violenta de los cerca de 100 espacios en donde mantienen presencia tras el paro magisterial.

Tras los destrozos sufridos en sus instalaciones, la disidencia magisterial se reunió ayer con padres de familia y autoridades municipales para garantizarles la reposición de la documentación, así como la validación de los estudios de los niños atendidos.

Por la tarde, se apostaron a las afueras de la Casa Oficial como parte del inicio de las acciones políticas a fin de exigir una audiencia directa con el mandatario y frene las agresiones en contra de los agremiados en Oaxaca.

Joaquín Echeverría, líder de la gremial, enfatizó que continuarán con la impartición de clases en las decenas de escuelas, dado que los padres de familia y autoridades han reiterado la decisión de trabajar con la Sección 59 y el personal externo.

Refrendó que no busca llegar a las confrontaciones violentas por las disputas por el control de los inmuebles, debido a que el Estado está obligado a intervenir y evitar cualquier tipo de agresión a los alumnos, padres de familia y autoridades municipales.

Dijo que buscarán con la Secretaría de Educación Pública (SEP) los recursos económicos para pagar a profesores que tienen retenidos sus salarios, así como para profesores comunitarios, sin embargo, para acceder a plazas tendrán que someterse al concurso como lo señala la reforma educativa y las leyes secundarias aprobadas.

Echeverría Lara pidió al mandatario estatal no evidenciar que sigue de «rodillas» y sometido a los caprichos de la Sección 22, ante los actos de violencia que se han registrado en la entidad por la disputa de escuelas y en donde no se ha hecho justicia, dado que los destrozos ascienden a más de los dos millones de pesos.

Afirmó que ante la demanda del magisterio «democrático» de desconocer a la Sección 59, el gobierno sólo ha cruzado los brazos.

Enfatizó que la Sección 59 no se va movilizar, tomar calles ni realizar bloqueos, ya que son un gremio formalmente constituido y no se puede negar su existencia, así como ignorar las demandas que han planeado en el rubro estatal.

Reveló que desde el 29 de enero del 2012, el gobernador recibió la toma de nota de la Sección 59, por lo que la demanda del gremio mayoritario sólo se quedará como una exigencia permanente, tal como pasó con la solicitud de castigo y cárcel al ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Sin embargo, tentativamente hoy se podría llevar a cabo la «recuperación» de las tres escuelas ubicadas en San Jacinto Amilpas en poder de trabajadores de la educación que simpatizan con la Sección 59 del SNTE, a partir de las 14 horas con riesgo de confrontaciones violentas.

 

fuente imparcialenlinea.com

Leave a Comment