El embarazo en adolescentes es una problemática que la sociedad debe enfrentar con gran compromiso y responsabilidad, debido a las graves consecuencias que tiene para el desarrollo y expectativas de vida de las jóvenes, reconoció el gobernador Gabino Cué Monteagudo.

Se trata de un fenómeno multifactorial asociado a la falta de medidas preventivas en el entorno familiar, en el contexto educativo y a la carencia de información sobre el ejercicio de la sexualidad responsable, lo que ha impedido que los jóvenes puedan iniciar su vida reproductiva de manera consciente.

Lamentablemente, agregó, en Oaxaca prevalece una tendencia de fecundidad temprana, asociada a la dispersión poblacional, fuertes expresiones de pobreza y patrones culturales que limitan el derecho de las mujeres a decidir libremente sobre su cuerpo y su sexualidad.

En el acto para recordar el Día Mundial de la Población, dijo que resulta imperativo que los tres órdenes de gobierno, instituciones educativas, padres de familia y la sociedad en su conjunto, redoblen esfuerzos para procurar una mayor atención a este sector poblacional, ofreciéndoles oportunidades para que puedan desarrollarse plenamente en todos los ámbitos de la vida.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población 2013, en Oaxaca habitan un total de 3,950,000 personas, de los cuales, 400,000 son adolescentes de entre 15 y 19 años, lo que representa al menos 10% de la población oaxaqueña.

Según estudios demográficos, los adolescentes inician su vida sexual a los 16 años en promedio, lo que se traduce en cerca de 4,100 embarazos adolescentes al año, de los cuales, cerca del 48% fueron no planeados o no deseados.

La Encuesta Nacional de Juventud 2010, confirmó que en Oaxaca, cerca de 11% de la población adolescente de 15 a 19 años abandonó la escuela como resultado de un embarazo.

Ante ello, Germán Tenorio Vasconcelos, secretario de Salud, resaltó que 16.8% del total de nacimientos ocurridos en 2011 en Oaxaca fueron de mujeres adolescentes, en tanto que 8.1% de las defunciones de mujeres entre 15 y 19 años fue producto de complicaciones en el embarazo, parto o puerperio.

Sostuvo que aunado a los factores socio-culturales, es necesario redoblar las acciones de información reproductiva y distribución de métodos anticonceptivos entre la juventud oaxaqueña, principalmente a quienes habitan en zonas rurales.

En tanto, Wilfredo López Vásquez, director General de Población (Digepo), destacó que en el Plan Estatal de Desarrollo 2010-2016, están contenidos los lineamientos para proteger los derechos, salud y educación de la juventud, así como generar las condiciones necesarias para que puedan desarrollar sus potencialidades.

fuente imparcialenlinea.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *