Vacaciones sin salir de casa

Evita que los accidentes estropeen la diversión de los niños

Llegan las vacaciones y nuestra vida cotidiana se transforma cuando los niños están en casa; sin escuela y sin sus respectivas actividades extraescolares, tenemos que establecer una nueva rutina para pasar unas buenas vacaciones sin tener que salir de ella. Sin embargo, debemos de extremar precauciones para estar apartados de los desagradables accidentes, ya que el hogar no siempre es el más seguro para los niños.

 

Para evitar que cualquier incidente estropee tus planes, te ofrecemos algunos consejos básicos de seguridad:

 

  • Realiza un análisis general para detectar los riegos en tu domicilio.
  • Impide que los niños estén solos en la cocina o en el baño; son las áreas más peligrosas del hogar y por eso siempre deben estar bajo la supervisión de un adulto.
  • Deja en el área de la cocina sólo los productos comestibles. Los detergentes, insecticidas y otras sustancias tóxicas almacénelos en otro lugar evitando puedan ser alcanzados por los menores de edad.
  • Resguarda los medicamentos siempre en lugares altos y cerrados.
  • Manipula con especial cuidado utensilios como ollas de presión, planchas, hornos, tostadoras, cafeteras, sartenes, cuchillos, rebanadoras, entre otros.
  • Aléjalos de los aparatos eléctricos y desconecta los que no estés utilizando; además de evitar accidentes, contribuyes al ahorro energético.
  • Retíralos de los objetos punzantes y cortantes.
  • Supervisa que sólo interactúen con juguetes adecuados a su edad.
    • Mantén fuera del alcance bolsas de plástico, pueden introducirlas en la boca o ponérselas en la cabeza y asfixiarse.
    • Apártalos de todos los objetos pequeños que puedan llevarse a la boca y atragantarse.
    •  

      Tal vez alguna de estas recomendaciones obedezca al sentido común, incluso pueden parecer obvias, pero probablemente nos encontramos desobedeciendo al menos uno de estos sencillos consejos.

       

      La Secretaría de Salud por medio del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes  nos reitera que los accidentes no se producen por casualidad, sino que son la consecuencia predecible de una combinación de factores humanos y ambientales. Lo importante es conocer las causas que los provocan para poder prevenirlos y así dejar el mínimo margen a la casualidad.

    • Sin duda los accidentes pueden pasar, es más nosotros como adultos tampoco estamos libres de tan desagradables experiencias; recordemos nuestra infancia y pongámonos en el lugar de los más pequeños, tratando de observar su perspectiva, así nos permitirá conocer que les llama la atención y eliminaremos todos los riegos posibles.

       

      Recuerda tener actualizado los números telefónicos de emergencia  y asegurarte de mantenerlo en un lugar conocido y accesible a todos los miembros de la familia. Esperamos pongas en práctica estas sencillas sugerencias,  recuerda que las vacaciones son para disfrutar y relajarse sanamente.

       

      Por: Diego Bernardo

    • fuente msn .com

Leave a Comment