Arzobispo de Oaxaca exhorta a la sociedad actuar con responsabilidad el próximo 24 de agosto

A una semana del inicio a clases en Oaxaca, el Arzobispo de Antequera, José Luis Chávez Botello, llamó a la sociedad oaxaqueña abonar a la educación y mostrar su responsabilidad con la niñez y juventud de Oaxaca, para que el próximo 24 de agosto, el regreso a clases se realice en un clima de paz y tranquilidad.

 

Al término de la eucaristía dominical, en la que también exhortó a los fieles católicos a velar por el futuro de los jóvenes y la niñez oaxaqueña, Chávez Botello pidió reflexionar y tomar conciencia del momento histórico que se vive en Oaxaca.

Aseveró que las organizaciones empresariales, laborales, civiles y políticas tienen la oportunidad de mostrar este 24 de agosto, su responsabilidad con la niñez y juventud oaxaqueña, ya que el inicio a clases representa garantizar la educación en favor de más de un millón de niños y con ello garantizarles un mejor futuro.

“Con la asistencia de todos los maestros, niños, padres de familia y con el apoyo del gobierno y de la sociedad, mostremos que realmente queremos una educación de calidad, pero con valores. Solo así llegaremos a ser una sociedad despierta, participativa y responsable.”, expresó el Arzobispo.

En este sentido, pidió que las autoridades garanticen la seguridad, la justicia y la paz; a los maestros una educación con valores, y a los niños, su empeño y buen comportamiento. “Los padres de familia y la sociedad apoyemos y colaboremos para marcar con este paso todo un rumbo, con un futuro mejor para Oaxaca, para salir todos beneficiados, superarnos, vivir feliz y ser felices”.

Chávez Botello, señaló que una sociedad con educación la hace más crítica y responsable, de lo contrario se forja una sociedad temerosa, resignada, manipulada e irresponsable como un muro que propicia y protege la penetración de la corrupción, de injusticias, impunidad y violencia en todos los niveles, aún en las mismas estructuras vitales como la educación, la política, la economía y la vida social.

Por ello, dijo que las acciones deben estar encaminadas a derrumbar ese muro. “Reflexionemos hoy con serenidad, buscando la verdad. Asumamos nuestra responsabilidad, ya que un mejor futuro para todos en Oaxaca, está a nuestro alcance”.

De igual manera, señaló que el inicio a clases debe garantizar una educación con valores, ya que dijo-la educación reducida a transmitir conocimientos y tecnologías, no forma personas con calidad humana comprometidas con la honestidad, la unidad, responsabilidad y la justicia.

El Arzobispo de Antequera aseveró que ante este momento histórico que vive la entidad, la comunidad cristiana intensificará sus oraciones, para que el regreso a clases de más de un millón de niños se realice en un entorno de paz.

“Hagamos de este retorno a clases un verdadero día de fiesta, cargado de esperanza y alegría, en donde haya saludos y bienvenidas, donde felicitemos de corazón a las y los maestros”, finalizó.

 

 

Leave a Comment