Comerciantes de Oaxaca, entre la fiesta y el olvido

Oaxaca.- En el Oaxaca de contrastes, hay también comerciantes de mercados en jolgorio, y los hay que se lamentan por las escasas ventas en los días de fiesta por el primer Lunes del Cerro.

“La afluencia es escasa, es como cualquier fin de semana”, dice un vendedor de comida en el mercado “20 de Noviembre” del Centro Histórico de la capital.

También del Mercado de Abasto hacia el centro -entre cervezas, mezcales, bailes y música- cientos de vendedores salieron a las calles para bailar y cantar, quemar fuegos artificiales y llenar de música y bailables las calles.

No hay venta

En los mercados del Centro de la ciudad, principalmente el “20 de Noviembre”, sólo el lunes se notó afluencia de visitantes, tanto en el área de pan como de comidas, principalmente en el pasillo de carnes asadas.

Este martes lucía una afluencia normal, los escasos visitantes consumían poco. “Está un poco caro, es como ir a un restaurante normal, entonces como que no dan muchas ganas”, comentó una turista de la ciudad de México. Muchas mesas vacías en el establecimiento ubicado entre las calles 20 de Noviembre, Aldama, Miguel Cabrera y Mina.

Para Juan Carlos Suárez, propietario del restaurante “María Alejandra”, los precios son accesibles y el sabor es inigualable, debido a que los alimentos se preparan al día. Pese a ello, los visitantes son pocos.

“El movimiento fue poco (el primer Lunes del Cerro), casi nada. Probablemente se componga la próxima semana. Hubo si acaso un 30 por ciento de afluencia de turistas, no es lo que esperábamos; al final fue como de un fin de semana normal”, dice.

Pide al magisterio oaxaqueño pero también a las autoridades estatales, que cesen las hostilidades y que se retire el “plantón” del centro de la capital como los bloqueos carreteros, a fin de que lleguen los visitantes. “Que entiendan los maestros que no perjudican al gobierno, sino directamente al pueblo, que dicen defender”, expone.

Otro mercado, el “Benito Juárez”, ahora por remodelación sobre las calles de Flores Magón, Trujano y 20 de Noviembre, se atienen a la competencia de los ambulantes tanto en las banquetas como el zócalo y la Alameda.

Pero hay fiesta

Para atraer a los turistas, esta martes una magna calenda recorrió las calles de la capital. Desde el Mercado de Abasto, sobre la avenida Central, salieron cientos de hombres, mujeres y niños, de distintos giros comerciales, y de diversas organizaciones.

Lo mismo de abarrotes que de pan, frutas, verduras, comida, perecederos, entre otros, quienes pusieron cada quien sus dulces que tiraron en el transcurso del paseo, que tomó por la calle de Trujano, subió por 20 de Noviembre y dobló por hacia la explanada del templo de Santo Domingo, para regresar en inmediaciones de la Alameda.

Con trajes regionales, con máscaras, con canastos, con monos de calenda y hombres con diversos tipos de disfraces, así como varias bandas de música, cruzaron calles y generaron algarabía entre los escasos paseantes.

Fiesta que se repetirá este miércoles, con otra agrupación de vendedores de similares centros comerciales populares.

«No es lo que esperábamos; al final fue como de un fin de semana normal».

Comerciante

fuente http://www.nvinoticias.com/

Leave a Comment