Trabajan más de 159 mil niños oaxaqueños

De acuerdo a los resultados del Módulo de Trabajo Infantil del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los más de un millón de niños de 5 a 17 años de edad que hay en el Estado, al menos 159 mil 287 trabajan.

Aunque la Ley Federal del Trabajo prohíbe labores de los menores de 14 años y para los adolescentes de 14 y 15 años establece como condición una jornada máxima diaria de seis horas, los datos muestran que esta condición no se cumple.

En nuestro país, del total de niños y adolescentes de 5 a 17 años ocupados casi la tercera parte (31.5%) tiene jornadas laborales de 35 y más horas a la semana, situación que limita la oportunidad de realizar actividades recreativas y de esparcimiento, y es un factor que contribuye a la deserción escolar.

Por sexo, se observa que los hombres cubren jornadas más largas que las mujeres, ya que 33.5% de los niños ocupados de 5 a 17 años cubren 35 y más horas, en tanto que el porcentaje de niñas y adolescentes en la misma situación es de 27.2%.

La UNICEF estableció que “en cualquier país es un obstáculo para el desarrollo social y económico, ya que socava las competencias de su futura fuerza laboral y favorece la transmisión intergeneracional de la pobreza, al tiempo que perpetúa las desigualdades existentes”.

Ante esa situación, la Secretaría del Trabajo del Gobierno del Estado puso en marcha nuevos procedimientos en las inspecciones de los centros de trabajo que incluye la verificación física de no encontrar a un menor laborando, el cumplimiento en la solicitud de permisos para mayores de 14 y menores de 16 años como empacadores en centros comerciales.

Vigila que se respete la jornada de trabajo permisible para los menores, la cual corresponde a 6 horas diarias, con periodos máximos de 3 horas con derecho a reposo de 1 hora entre jornada.

Vigilarán horarios de trabajo

En el marco del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, Daniel Juárez López, secretario del Trabajo, advirtió que el patrón que no permita la inspección y vigilancia de las autoridades en su establecimiento, se la aplicará una multa de 250 a 5 mil veces el salario mínimo, conforme al artículo 1004, apartado A de la Ley Federal del Trabajo.

Recordó que la organización Internacional del Trabajo (OIT) considera trabajo infantil toda actividad física, mental, social o moralmente perjudicial, que interfiere con la educación o impide a los menores realizar las actividades propias de su edad, limitando su desarrollo pleno e integral.

Admitió que no todas las tareas que realizan los niños y niñas debe clasificarse como trabajo infantil a erradicar, ya que la participación de los niños, niñas y adolescentes en trabajos que no atentan contra su salud y su desarrollo personal ni interfieren con su escolarización se considera positiva, como lo establece la Ley Federal del Trabajo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el trabajo infantil es una problemática a nivel mundial, y en el país, hay aproximadamente tres millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años que realizan alguna actividad económica.

Esto equivale a una tasa de ocupación de 10.5 por cada 100 niños, de los cuales 68% son hombres y 32% son mujeres, lo que a su vez significa tasas de ocupación de 14.1 y 6.8 para uno y otro sexo, respectivamente. Por grupo de edad, tres de cada 10 son infantes de 5 a 13 años y el resto son adolescentes de 14 a 17 años.

Un porcentaje sobresaliente (45.6%) de la población infantil y adolescente ocupada combina el trabajo, las actividades escolares y la realización de quehaceres domésticos en su hogar; 15.3% trabaja y estudia; uno de cada cuatro trabaja y realiza quehaceres domésticos y 13.8% únicamente trabaja.

Por sexo destaca que la jornada múltiple es más evidente para las niñas y las adolescentes, ya que 58.2% de ellas además de trabajar, estudia y realiza tareas domésticas; solamente dos de cada 100 se dedican exclusivamente a trabajar; y resalta que 31.7% trabaja y realiza actividades domésticas, pero no estudia.

Los datos revelan que 39.1% de los niños y niñas ocupados no asiste a la escuela, porcentaje que es mayor en el conjunto de los adolescentes de 14 a 17 años que trabajan, ya que prácticamente la mitad de ellos (51.1%) no asiste a la escuela; más aún, 6.7% de los adolescentes ocupados de dichas edades no ha concluido la primaria y uno de cada 100 no tiene instrucción.

fuente imparcialenlinea.com

Leave a Comment