Emergen daños por lluvias

Salina Cruz.- Al menos 63 árboles derribados, más de 10 casas dañadas y caída de postes de luz y telefonía, fue el saldo que arrojó la tromba que sacudió ayer al municipio.

De acuerdo con la evaluación de la Unidad Municipal de Protección Civil, al menos dos colonias y el centro de la ciudad se quedaron sin energía eléctrica por los apagones que ocasionó la lluvia.

Carlos Benjamín García, director del organismo, dijo que están en proceso del retiro de los árboles derribados y que aplastaron viviendas, cables y autos.

“Son lluvias atípicas. No esperábamos una tromba de esa naturaleza que provocara muchos daños en el municipio”, expresó.

Una cuadrilla de obreros, entre bomberos, elementos de la policía municipal y la dirección de vialidad, se movilizó ayer para continuar con la limpieza en el municipio.

Al menos unas 5 toneladas de basura se retiraron de las coladeras para evitar que el agua se siga estancando.

Dijo que no hay el reporte de daños graves en escuelas, mucho menos personas lesionadas por el mal tiempo.

Benjamín señaló que la tromba generó alarma entre la población, no obstante hubo quienes disfrutaron de la granizada que inundó la ciudad.

La colonia Deportiva, Barrio Espinal y Primero de Mayo fueron de las más afectadas en el municipio.

De acuerdo con el organismo, se confirmó que hay probabilidad de lluvias para las próximas 24 horas en la zona del Istmo.

Los ríos y arroyos permanecen secos a pesar de la fuerte llovizna de las últimas 24 horas.

¡Bienvenidas las lluvias!

Salina Cruz.- “¡Bienvenidas las lluvias! Fue una bendición de Dios por tanta sequía que tenemos”, admitió Onésimo Sánchez Pineda, regidor de Agua y Saneamiento Ambiental, quien dijo que la tromba de ayer dejó más beneficios que daños a la población.

Onésimo, quien hace una semana alertó que los pozos de suministro de agua potable se estaban secando, derivado de la falta de lluvia y el calentamiento del subsuelo, indicó que es un respiro para nivelar el calor.

“Sin duda que trae más beneficios, aunque no podemos negar las afectaciones”, dijo, luego de señalar que fueron más de 30 minutos de agua para la ciudad.

Pineda señaló que no se le desea a nadie algo malo como lo que pasó ayer, como derribo de bardas, árboles y cables, pero fue un rato espectacular que mucha gente disfrutó.

Además de la lluvia, hubo una granizada que cubrió gran parte de la ciudad, algo que no ocurre en el municipio y que llamó la atención de la ciudadanía.

“Fue un pequeño mejoralito a un problema crítico, como es la sequía”, expresó.

Señaló que es necesario que la zona de captación de agua para los pozos, se enriquezca para que puedan proporcionar la demanda que requiere Salina Cruz.

Explicó que los pozos bajaron su nivel de agua drásticamente, de una producción de 50 litros por segundo, cayeron a 15 litros por segundo.

Para el concejal, las afectaciones ya se están superando con el paso del tiempo.

fuente imparcialaoaxaca.mx

Leave a Comment