Encubre S-22 abuso sexual contra alumnos del ITO

La denuncia de un caso de abuso sexual contra un alumno del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), evidenció ayer la protección que realizó la Sección 22 del agresor por varios años, pese a cometer el mismo delito en repetidas ocasiones con varios estudiantes.

Por los pasillos y salones del Instituto sólo existían rumores; ninguno de los que dijeron ser afectados o intimidados por el médico del turno vespertino se atrevió a denunciar los hechos ante las autoridades competentes.

Ultrajan a joven en consultorio médico

Aunque la actitud del médico Aureo Sergio Ortiz Ortiz era conocida por varios estudiantes, por lo cual sólo fue cambiado de área en varias ocasiones con la protección sindical para no ser dado de baja, uno de los alumnos se atrevió a denunciar el hecho, luego de ser objeto de presunto abuso sexual.

Después de su última clase, a las 16:00 horas, el joven estudiante decidió acudir con el médico de la institución para ser valorado por un fuerte dolor de estómago.

El joven fue convencido por una de sus amigas para acudir con el médico antes de irse a su casa, toda vez que el dolor era fuerte y necesitaba de algún medicamento.

“Llego al consultorio pero estaba ocupado. Pasaron unos minutos y entré; le comenté que tenía dolor de estómago y me dijo que me acostara en la camilla para ser revisado”, relata.

De acuerdo con el estudiante, que por obvias razones se omite su nombre y grado escolar, el médico puso seguro a la puerta del consultorio momentos antes de empezar la revisión.

“Me pregunta si ya me había desparasitado y si me enfermaba frecuentemente del estómago. Empezó a tocarme a la altura del abdomen y me preguntaba si me dolía, le dije que sí”.

La sospecha del joven que algo no andaba bien inició cuando el médico le realizó las mismas preguntas hasta por tres ocasiones.

“Cuando me está revisando siento cuando llega a tocarme parte del vello. Me dio un poco de cosa, pero pensé que era algo normal; después empieza a tocarme parte de la ingle y me pide que me desabroche el pantalón”, cuenta el joven acompañado por su madre.

“Sentía desconfianza, pero por dentro pensaba que cómo iba a pensar mal si es médico”, continúa, al mismo tiempo que su voz se vuelve entrecortada.

La situación de vulnerabilidad y no saber qué hacer se dio cuando el médico empezó a tocarle los testículos, pese a que el joven sólo había acudido por dolor de estómago.

“Empieza a tocarme el pene y fue cuando me incorporé; inmediatamente pone su mano en mi pecho y ya no pude reaccionar. Me quedé en shock, sentí un fuerte calor en todo el cuerpo, las piernas ya no las sentí y ya no supe qué hacer. Sentí mucha impotencia y empecé a llorar silenciosamente; pensé lo peor y no sabía si iba a salir de eso”.

El joven de 19 años relata que trató de incorporarse hasta en tres ocasiones, pero el médico se lo impidió con la mano en el pecho que lo empujaba para que no lo hiciera.

“Empezó a hacerme preguntas que si venía con alguien y si me habían hecho el sexo oral. Yo no pude contestar porque no sabía qué estaba pasando, es una especie de nervio que no sabes qué hacer y sientes que te caes a un vacío”.

“Empieza a masturbarme y a chupar el pene, incluso empieza a dolerme…por lo tanto yo eyaculo. Ya no vi qué hizo, sólo vi que despegó su mano de mi pecho y fue por un papel; intentó limpiarme, le di un manazo y me incorporé.”

El estudiante cuestionó al médico y preguntó por qué le hizo eso. “Me cambia la conversación y me dice que iba a darme unas pastillas y me iba a inyectar; yo en ese momento me estoy abrochando el cinturón…veo que se da la vuelta y aprovecho para salirme”.

“No sentía las piernas, salgo corriendo sin sentido”, expresa el joven que llamó por celular a su madre para que pasara por él, al mismo tiempo que buscaba a personas de confianza para contarles el hecho.

Denuncia

A las 19:00 horas, el joven acude al Ministerio Público en compañía de sus familiares, donde le hacen la valoración médica y psicológica. Posteriormente, acude al Instituto de Servicios Periciales y la Fiscalía Especializada de Delitos Sexuales, donde la averiguación previa es 66/DS/2015.

Secreto a voces

Como el caso de joven, se han suscitado más casos desde hace varios años, de acuerdo con estudiantes, profesores y personal ajeno a la delegación sindical D-II-11, que prefirieron omitir su nombre por miedo a represalias.

En un recorrido que hizo esta casa editorial en diferentes áreas del Instituto, se pudo constatar que el médico era conocido por sus acciones contra varios estudiantes, que no se atrevieron a denunciar por vergüenza.

“Uno de ellos fue por un dolor de garganta y enojado nos contó que el médico le pidió que se bajara el pantalón por una revisión y un estudio que tendría que realizar. Otro también contó que le agarró el pene”, pero sólo quedaron en dichos, no hubo denuncias, destacó uno de los denunciantes.

Algunos coinciden en que el médico fue removido de varias áreas señalado de acoso y abuso sexual, pero no destituido por protección de la delegación de la Sección 22, a la cual pertenece.

Aureo Sergio Ortiz Ortiz estuvo en el Centro de información del ITO, después al área de Química, donde daba laboratorio y pedía entre 200 a 800 pesos a sus alumnos para pasarlos en las materias.

Después estuvo dos años sin ubicación y fue reubicado como médico del turno vespertino por el entonces director Ángel Francisco Velasco Muñoz, por presiones de la Sección 22.

Algunos profesores y personal ajeno al Sindicato coincidieron también en que había rumores de que el médico acosaba a los alumnos, pero no había pruebas que lo constataran ni denuncias formales de los afectados.

Con 22 años de servicio en el ITO, el médico incorporado a la delegación sindical cuenta con 50 años de edad y de acuerdo con varios alumnos y trabajadores, en varias ocasiones llegaba a la institución en estado de ebriedad.

Actuará ITO apegado a la norma: director

Al respecto, el director del Instituto Tecnológico de Oaxaca, Juan Cruz Nieto, quien recién fue nombrado director de la institución en 2014, lamentó la situación y afirmó que el ITO actuará apegado a la norma.

Afirmó que la institución no protegerá ni tolerará ese tipo de acciones que vulneran a los estudiantes, siempre y cuando las autoridades competentes corroboren las acusaciones.

Recordó que la actitud de la Dirección a su cargo es proteger la integridad física y psicológica de los y las alumnas, que en lo que va de su administración ha dado de baja a un profesor acusado de acoso sexual, cuyas pruebas en su contra fueron irrefutables.

Por separado, vía telefónica, el secretario general de la delegación sindical, Luis Ángel Santos Pineda, dijo desconocer del caso contra el médico Aureo, de quien admitió es miembro de la delegación pero prefirió no dar más detalles por desconocer del tema del que se le acusa.

Del médico acusado de abuso sexual, se visitó el consultorio por la tarde pero no fue encontrado en el lugar para dar una versión del hecho.

Fuentes extraoficiales afirmaron que el médico acudió a su centro de trabajo, luego de negar la acusación en su contra y en espera de los resolutivos de la autoridad competente.

fuente imparcialoaxaca.com.mx

Leave a Comment