El pleno de la LXI Legislatura avaló un punto de acuerdo para solicitar al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ajustar el ciclo escolar 2013-2014, ante la pérdida de un mes de actividad que ha lesionado el proceso de enseñanza-aprendizaje de un millón 300 mil escolares.

Asimismo, hicieron un llamado a la prudencia por parte de los padres de familia y las autoridades municipales, para evitar la confrontación en el retorno a las aulas, una vez que en varias comunidades se mostró el rechazo al ingreso de los maestros democráticos a las aulas, luego de haberlos suplido por otros profesores para iniciar el ciclo escolar.

En tribuna, Alejandro López Jarquín, presidente de la Junta de Coordinación Política explicó que el punto de acuerdo fue resultado de la propuesta de las diversas fracciones parlamentarias para solicitar que se logre resarcir el daño que se ha hecho a la niñez por la suspensión de actividades del magisterio, ante las protestas que mantienen en la capital del país.

Ante ello, se requiere que en este reinicio de actividades no se polaricen los ánimos y a través del diálogo se logren acuerdos entre profesores, padres de familia y autoridades, para recuperar el tiempo y evitar esos enfrentamientos, en donde la Secretaría General de Gobierno va a jugar un papel importante para poder conciliar estos intereses y con ello evitar la confrontación.

Al acuerdo, se sumó el presidente de la Comisión de Educación, Perfecto Mecinas Quero al manifestar que los padres de familia y los maestros deben tener la capacidad para acordar como reponer los días perdidos y con ello lograr superar las diferencias que se generan como consecuencia del paro iniciado el 19 de agosto por los integrantes de la Sección 22 del SNTE.

fuente imparcialenlinea.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *