Primer Lunes del Cerro

Bajo un cielo azul salpicado de nubes que a veces escondían los rayos del sol, los oaxaqueños y miles de visitantes nacionales y extranjeros volvieron al Cerro del Fortín para disfrutar del primer Lunes del Cerro.

Desde la también llamada Rotonda de la Azucena, con el verde de los cerros por escenografía, miles de asistentes vibraron al volver a escuchar la música y los bailables de las diferentes regiones del Estado.

“Son 81 años de fiesta de La Guelaguetza”, decía el gobernador Gabino Cué a su llegada al magno escenario, acompañado de Claudia Ruiz Massieu, secretaria de Turismo, y de un kilométrico séquito. Invitados especiales a los que también se agregó Marcelo Ebrard Casaubón, ex jefe de Gobierno del Distrito Federal.

La fiesta comenzó tal y como dicta el ritual, a las 10 horas, luego del ingreso de la Diosa Centéotl 2013, Dulce Grijalva Martínez, ataviada con el traje típico de su San Pablo Villa de Mitla, para sentarse a lado del mandatario estatal y encabezar la máxima fiesta folclórica de Oaxaca.

Las notas del “Dios Nunca Muere” fueron preludio para la festividad, para que de inmediato se hiciera presenta la chirimía y las Chinas Oaxaqueñas, que con canastas de carrizo adornadas con flores, bailaron el Jarabe del Valle, acompañadas de monos de calenda, marmotas y faroles de papel celofán.

Se había iniciado la Guelaguetza y la tradicional repartición de pan, fruta y café, que los asistentes pedían alzando las manos, en un ambiente de júbilo y algarabía, con la asistencia de Luis Ugartechea Begué, presidente de la ciudad y su esposa, María de los Ángeles Martínez.

Siguió la delegación de Santa María Tlahuitoltepec  con los sones y jarabes mixes, y la Ceremonia del tepache, bebida considerada de alto valor religioso y que brinda protección en las labores cotidianas, pues se tiene la creencia que es un alimento sagrado. Al finalizar su intervención, lanzaron duraznos recién cultivados, productos de la cosecha de julio y  compartieron con el mundo la fertilidad de sus tierras.

San Jerónimo Tecóatl, umbral de la sierra mazateca localizado en la Cañada, realizó el “lavado de manos”, ceremonia efectuada con la creencia que elimina el pecado de los padrinos, previo a un evento religioso. Se realiza con pétalos de rosa blanca bañados con agua, con la cual deberá regarse el pie de una cruz.

Sones, bodas, jarabes en  Rotonda de la Azucena

Ausente el palco de honor, más no así las atenciones y los cuidados, figuraron la presidenta del Consejo Consultivo del Sistema DIF, Mané Sánchez Cámara, así como su hija Mané, quienes al igual que todos los asistentes escuchaban la tradicional voz de Gustavo Pérez Jiménez, presentador oficial de las delegaciones.

Fiel al programa, se presentó la Boda Mitleña de San Pablo Villa de Mitla, con el tradicional fandango que incluye la entrega de regalos, con las bendiciones de padrinos y familiares para los nuevos esposos, bailando al final los sones de Mitla.

Santo Domingo Tehuantepec se hizo presente con sus Velas, para desbordar la animación del público con la inmortal Sandunga, al contoneo de sus bellas mujeres con sus elegantes trajes de terciopelo y flores bordadas a mano y los hombres con guayabera blanca y pantalón negro, paliacates y sombreros rojos llamados Charro 24.

Acudieron al llamado de la Villa de Tututepec de Melchor Ocampo, con su mayordomía, sones, juegos y chilenas con un baile de origen prehispánico con el Fandango de Varitas.

Y para volver a encender los ánimos, de la Mixteca llegó la delegación de Santa María Asunción Tlaxiaco, interpretaron sones y jarabes, con la emblemática Canción Mixteca, con sus sombreros de palma ondeando de un lado a otro y con el sentimiento a flor de piel. Correspondió a la delegación de San Bartolo Coyotepec escenificar la Danza de Pluma, que con sus penachos multicolores, representaron la conquista de los aztecas, encabezados por Moctezúma precedidos de cuatro reyes, dos teotiles y dos capitanes, así como dos jóvenes que interpretaron a La Malinche y Doña Marina, que representa la unión de las culturas española y la mexica, decía el presentador.

Unión Hidalgo presentó sones «tradicionales de mi tierra», donde las mujeres exhibieron sus jicalpextles con banderas caladas de colores y que gritaban: «Viva Rancho Gubiña», «Viva Oaxaca», «Viva la Guelaguetza». Y Santos Reyes Nopala de la región chatina también se presentó con versos alusivos y su tradicional jarabe del guajolote, cuyo animal se lució al extender sus alas.

La delegación de San Sebastián Tutla de Valles Centrales, interpretó la Rendida de Culto cuyo paseo realizan con canastas adornadas con flores dos sirios al frente. Llevan a cuestas al santo patrón San Sebastián a los campos de cultivo para bendecirlos, con el tradicional torito.

También se exhibieron sones, jarabes y chilenas de Villa Sola de Vega, donde brilló  el Jarabe de la Rosa, cuyas mujeres usan faldas de satín, trenzas largas y coronas de ramas de poleo.

Tal y como sucede en cada ocasión  que se presenta, el ánimo se desbordó cuando se presentó Flor de Piña de San Juan Bautista Tuxtepec, donde el ramillete de bellas mujeres con huipiles, pulseras y collares multicolores, inundaron el escenario. Cual total sincronía en cada uno de sus pasos, provocaron la euforia de los asistentes, quienes vitoreaban: “¡Tuxtepec está presente!”

La fiesta terminó cuando la delegación de Putla Villa de Guerrero, con sus sones, chilenas y el carnaval putleco con sus “tilichudos”, cerró con broche de oro.

Julio, gran mes para los oaxaqueños

15 minutos antes de las 14horas, había terminado la primera edición del Lunes del Cerro y el gobernador con el rostro enrojecido por los rayos del sol, pero muy animoso, aseguró que julio es el gran mes para Oaxaca.

“En promedio, en las próximas dos semanas se estima una ocupación hotelera de 85%. El día de ayer se registró una ocupación de 95% que se prevé descienda a partir de mañana y se incremente nuevamente a mediados de semana”.

Estas cifras representan un aproximado de 30,000 personas que únicamente este día visitarán la capital, pero durante los 15 días que duran los festejos se espera recibir entre 100 y 125,000 turistas nacionales e internacionales”, expresó.

Ponderó que se ha mejorado la conectividad aérea, lo que ha favorecido la estancia de más visitantes, con la confianza de que este año se superaren las expectativas en comparación con 2012.

Prueba de ello, dijo, “desde el inicio de la administración federal se colabora para establecer una agenda de trabajo en materia de turismo, como lo indicó el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y de esta manera brindar todo el respaldo a la entidad”.

Jornada de fiesta y color donde se reportaron seis casos de personas con insolación y algunas golpeadas debido a que las frutas arrojadas desde el escenario no fueron bien calculadas y las golpearon.

“Alrededor de 30,000 personas únicamente este día visitarán la capital, pero durante los 15 días que duran los festejos se espera recibir entre 100 y 125,000 turistas nacionales e internacionales”

radiovoz

Leave a Comment