0 0
Read Time:3 Minute, 30 Second

Mareos, dolor de cabeza y zumbido en los oídos, pueden ser síntomas de hipertensión arterial o presión alta, denominada la enfermedad silenciosa del Siglo XXI, que generalmente se presenta en mayores de 60 años, pero puede iniciarse a los 20 años.

Cuando eres joven no consideras las enfermedades que puedes tener, no te preocupas de qué comes y menos de dejar de divertirte, sin pensar que el alcohol genera diversos malestares”, dijo Rosa María Sánchez López, quien padece hipertensión desde hace cinco años.

Tiempo en el que ha visto modificados hábitos de su vida cotidiana, desde comer sin sal, evitar las grasas, además que ahora hace ejercicio al menos tres o cuatro veces por semana, aunque sabe debería hacerlo diario.

A sus 55 años, Rosa Sánchez promueve entre sus hijos y nietos una salud preventiva. “Siempre me he hecho mi papanicolau y la mastografía, pero no pensé en otras enfermedades que a la larga son como un cáncer, porque debes limitarte en muchas cosas y aprender a vivir enfermo”.

Asesino silencioso

En los últimos cinco años, los programas de difusión y prevención de la hipertensión van en aumento al igual que los enfermos, pues a pesar de promover la prevención, el control de la presión arterial no es un hábito en las personas.

Se le conoce como asesino silencioso, al igual que a la diabetes, porque no genera síntomas visibles hasta que la enfermedad ya está avanzada o ha generado afectaciones secundarias en algunos órganos.

Con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), existen al menos 50 millones de mexicanos que padecen hipertensión, sin embargo, la cifra puede ser mayor, esto debido a que no se realizan una revisión médica periódicamente.

Del total de enfermos, 60 por ciento no está bajo tratamiento, 30 por ciento comienza uno, pero no lo continúa, y sólo un 10 por ciento perduran en el control de su presión, lo cual les asegura menos complicaciones.

Tan sólo en 2012, en Oaxaca, el Sistema Epidemiológico y Estadístico de las Defunciones (SEED) de la Secretaría de Salud, registró dos mil 535 decesos por enfermedades del corazón y mil 399 por eventos cerebrovasculaes, ambos relacionados con la hipertensión.

Mientras que 37 mil 112 personas se encuentran bajo tratamiento médico, el 80 por ciento es mayor de 60 años, sin embargo, existen 285 mil personas mayores de 20 años que pueden padecer hipertensión y lo desconocen.

 

Las causas

La obesidad, sedentarismo, consumo excesivo de sal, consumo de alcohol no moderado, fumar con frecuencia, y aunque no se ha comprobado en qué porcentaje infiere en desarrollar hipertensión, la herencia también es un factor que desencadena la enfermedad.

Este padecimiento afecta mayormente a los hombres, pero las mujeres comienzan a manifestarla después de la menopausia, ya que durante su edad fértil las hormonas las protegen.

Gerardo Martínez Irriarte, encargado del Departamento de Salud del Adulto Mayor de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), señala que la sal genera la retención de líquidos fuera de las células, lo que genera hinchazón de las piernas o parpados, lo cual afecta la circulación y por ende la presión arterial.

Señaló que el estrés, en los últimos años, es una de las principales causas de desarrollar el padecimiento, ya que una persona al verse presionada con las preocupaciones y ocupaciones de la vida actual.

Esto genera la aceleración del bombeo de sangre que realiza el corazón, por lo cual la presión arterial aumenta, que de no controlarse puede afectar el riñón, corazón, ojos y el sistema nervioso central.

 

La prevención

Gerardo Martínez indicó que además de realizar ejercicio y mantener una dieta equilibrada, las personas deben llevar un control de su presión arterial, es decir, acudir a que le tomen la presión al menos dos veces al año, de ser posible cada mes es mejor.

De preferencia debe realizarse durante la primeras horas de la mañana, al despertarse, pues es el momento en que el corazón bombea la sangre para que el organismo inicie las funciones necesarias.

También se debe evitar o consumir lo menos posible alimentos con alto contenido de grasa, pues las arterias se tapan, obstruyen la circulación de sangre, el corazón se esfuerza más y la presión arterial aumenta.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *