EMILIO MORALES

La falta de lluvias y las altas temperaturas registradas de enero a la fecha colocan a Oaxaca en las condiciones más drásticas registradas en los últimos cuatro años.

El meteorólogo de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca, Julio Salazar Farfán sostuvo que, en los registros de los primeros tres meses de 2014, 2015 y 2016, se documentaron lluvias en la Cuenca del Papaloapam, norte del Istmo, Cañada y Sierra Norte.

“En estas fechas ya se habían presentado lluvias sin embargo en este 2017 no se han registrado lluvias significativas en esta zona, sin embargo, esperemos que éstas lleguen después de la segunda quincena de marzo o iniciada la primavera”, declaró.

Respecto de las temperaturas indicó que de la misma manera las registradas en este año han superado ligeramente los niveles históricos.

LA SEQUÍA

217 municipios con sequía

38% de municipios afectados

28 municipios con sequía extrema

29 municipios con sequía severa

Fuente: Conagua

 

“Oaxaca es uno de los estados con mayor afectación a nivel nacional con más de 200 municipios que enfrentan este fenómeno de déficit de lluvias”, indicó.

El fin de semana pasado, el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra aseguró que el abasto de agua está asegurado para el país durante el 2017 y 2018, ya que sólo el estado de Oaxaca presentaba problemas con el líquido.

Sostuvo que la mayoría de las presas del país se encuentran en buen nivel, “el único lugar en donde estamos teniendo un problema de estiaje mucho más prolongado, en donde ha llovido por debajo del promedio en esta época del año y donde normalmente llueve con los frentes fríos, es Oaxaca”.

Frentes ni tan fríos

Los frentes fríos tampoco han ocasionado el descenso del termómetro, incluso las temperaturas se encuentran ligeramente arriba del histórico.

De los 34 sistemas frontales que han ingresado a Oaxaca, sólo dos ocasionaron descenso en las temperaturas en las zonas más altas del estado, pero de manera general “las temperaturas están sensiblemente elevadas o cálidas, es decir que los sistemas frontales no bajan con la misma intensidad que en otros años”, expuso Julio Salazar Farfán.

La temperatura más alta registrada en lo que va del año son 42 grados en el Istmo de Tehuantepec. En los meses de abril y mayo podría rebasar los 43 grados con una sensación térmica de hasta 44 o 45 grados.

“Las temperaturas están atípicamente elevadas y se estima que en los siguientes meses las temperaturas se mantengan en valores arriba de los 42 grados”, declaró.

FUENTE http://www.nvinoticias.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *